El líder de Podemos va un paso más allá en su radicalización. Tras agasajar a los agresores de los guardias civiles de Alsasua exige ahora derogar un artículo clave del Código Penal.