Charlemos Foro.foroespana.com

Actualidad y Notícias, Realeza, Casas Reinantes, Monarquías, Letizia Ortíz, Máxima de Holanda, Joyas de la Realeza, Tecnología, Hogar, Salud, Arte y Entretenimiento
 
ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  GaleríaGalería  FAQFAQ  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  
Octubre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031     
CalendarioCalendario
Últimos temas
» ENTREGA DE LOS PREMIOS PRINCESA DE ASTURIAS 2017
Hoy a las 2:14 am por Nishi

» Alerta en Zarzuela
Hoy a las 1:02 am por Kairel

» CASA PRINCIPESCA DE MÓNACO
Hoy a las 12:41 am por Noemi

» CASA REAL DE SUECIA
Sáb Oct 21, 2017 7:52 pm por Noemi

» CASA REAL GRIEGA ......
Sáb Oct 21, 2017 6:14 pm por Noemi

» CASA REAL DE LUXEMBURGO
Vie Oct 20, 2017 11:04 pm por Noemi

» CASA REAL HOLANDESA
Vie Oct 20, 2017 4:07 pm por Noemi

» CASA REAL BRITÁNICA
Vie Oct 20, 2017 3:50 pm por Noemi

» CASA REAL DE NORUEGA
Vie Oct 20, 2017 3:47 pm por Noemi

» CASA REAL BELGA
Vie Oct 20, 2017 4:38 am por Agus8

» PRINCIPE HARRY.... .¿ ENAMORADO DE UNA ACTRIZ ?
Vie Oct 20, 2017 1:47 am por Noemi

» AGENDA PERSONAL DE LA REINA LETIZIA (2da parte-Años 2016/17)
Miér Oct 18, 2017 1:49 am por mencar

¿Quién está en línea?
En total hay 17 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 17 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 131 el Miér Nov 18, 2015 11:42 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 
Rechercher Búsqueda avanzada
Prensa


Visitor Flags


Stat counter
NHst


Comparte | 
 

 Biografía de la reina consorte Máxima de Holanda

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente
AutorMensaje
Mechita
Moderadores
Moderadores
avatar

Femenino Mensajes : 25965
Fecha de inscripción : 23/02/2011

MensajeTema: Re: Biografía de la reina consorte Máxima de Holanda   Vie Abr 12, 2013 5:40 pm

MEGAM escribió:
MECHI ups !!!! PREGUNTA TONTA, PONES MARIA PAME Y ESTE COMO APELLIDO? YA QUE ES CERRUTI... Y LAS AMIGAS LE DICEN, MARIA

GRACIAS POR TUS FANTASTICAS FOTOS Y POSTS !!!



La autora Soledad Ferrari llama a la madre de Máxima de esa manera.

_________________
_______________________________



Charlemos
Volver arriba Ir abajo
MEGAM
Forero Premium
Forero Premium
avatar

Femenino Zodiaco : Libra

Signo chino : Gato

Mensajes : 16521
Fecha de inscripción : 22/11/2007

MensajeTema: Re: Biografía de la reina consorte Máxima de Holanda   Vie Abr 12, 2013 7:50 pm

GRACIAS, rosa NM. MECHI.... QUIZAS ASI LA LLAMARAN LAS NIETAS qué??

_________________
_________________________________
Volver arriba Ir abajo
Mechita
Moderadores
Moderadores
avatar

Femenino Mensajes : 25965
Fecha de inscripción : 23/02/2011

MensajeTema: Re: Biografía de la reina consorte Máxima de Holanda   Lun Abr 15, 2013 11:15 pm

Capítulo 3



Juventud


La estudiante más carismática


Máxima, la economista

Siempre había mostrado ser una joven de firmes convicciones. Su plan más inmediato después de recibirse de Bachiller Internacional era estudiar Economía. Le apasionaba el mundo de las finanzas y sentía admiración por G.S. Stanlake, a quien había leído durante su adolescencia.

Sus padres estaban orgullosos, no tenían dudas de que su hija mayor se convertiría algún día en una profesional destacada. Con el visto bueno de Coqui, se inscribió en la UCA (Universidad Católica Argentina). A Máxima no le gustaba tener que estudiar Teología, materia obligatoria para todas las carreras de la universidad. La UCA es pontificia, pertenece al Vaticano y está regida por un directorio de obispos locales, entre los que se encontraba el actual Papa Francisco, quien por aquellos años era el Cardenal primado y Arzobispo de Buenos Aires, Jorge Bergoglio.



Vida universitaria

En paralelo a los últimos meses del secundario, comenzó el ingreso Universidad. Se quejaba de que se sentía cansada pero también estaba feliz. Daba sus primeros pasos en el mundo de los adultos y era el orgullo de la familia. Además la relación con Tiziano Iachetti pasaba por su mejor momento. Su novio la alentaba para que se recibiera rápido así, en el futuro, podría ayudarlo con su empresa. “Dejá de salir tanto con Tiziano y estudiá para el ingreso”, le advertía María Pame cuando no lograba sacar a Máxima de la cama para ir al colegio. En marzo del 89, se convirtió en una universitaria. De lunes a viernes se levantaba a las seis de la mañana para llegar a las 7.45 a la sede de Económicas ubicada en Bartolomé Mitre al 1800. No le daba pudor admitir que extrañaba el Northlands. El edificio de “la facu” le parecía bastante deprimente. Allí había funcionado una clínica y no podía dejar de pensar que en ese lugar había muerto mucha gente.

No tardó en hacerse de nuevos amigos. Entre ellos estaban Agustín Estrada, Rolo Ledesma y Marcos Bulgheroni, heredero del Grupo Bridas. Como en el Northlands, fue la líder indiscutida de su grupo. Pero, a diferencia de aquellos años, ya no conversaba en clase. Escuchaba con atención a sus profesores, sobre todo a un auxiliar que la tenía deslumbrada. Se trataba de Alfonso Prat Gay, actual diputado nacional por la Coalición Cívica y ex presidente del Banco Central de la República.

Si bien la recuerdan como una alumna responsable nunca fue de las mejores. Tuvo un solo 10, cuatro aplazos con 2 y se recibió con un 9. Terminó la carrera con un promedio de 6, 35. Nunca imaginó que por amor, sería capaz de renunciar a todo, incluso a profesión, la que ejerció apenas cinco años.

_________________
_______________________________



Charlemos
Volver arriba Ir abajo
Mechita
Moderadores
Moderadores
avatar

Femenino Mensajes : 25965
Fecha de inscripción : 23/02/2011

MensajeTema: Re: Biografía de la reina consorte Máxima de Holanda   Mar Abr 16, 2013 7:31 pm

Capítulo 3



La juventud



Su primer trabajo


Mercado Abierto, la primera oportunidad

Sus padres ya se lo habían dicho varias veces: “Enfocate en la facultad, no necesitás trabajar”. Pero Máxima tenía ansias de crecer y de administrar su propio dinero. Soñaba con tener un 0 kilómetro, viajar por el mundo y no quería depender de nadie. Sabía de los esfuerzos que habían hecho los Zorreguieta para brindarle la mejor educación y sentía que, de alguna manera, tenía que devolvérselos. No quería seguir recibiendo la mensualidad que le daba Coqui para sus gastos. Hacía cuentas y con lo que cobraba como profesora particular de matemática, no llegaría muy lejos. Fue así como se decidió a enviar su curriculum a diferentes entidades bancarias para probarse en el mundo financiero. Coqui, que sabía que no podría frenar a su hija cuando tomaba una decisión, le aseguró que la ayudaría a conseguir su primer trabajo.



A finales de 1991, Zorreguieta la contactó con Miguel Iribarne, quien había formado parte del gabinete económico de Martínez de Hoz. Iribarne junto a Aldo Ducler y otro socio habían adquirido Mercado Abierto S.A, una financiera. Los dueños quedaron encantados con Máxima. Lo mismo ocurrió con los empleados: “Era súper inteligente, divertida y se vislumbraba que tendría un gran futuro”, recuerda alguien que trabajó muy cerca de la criolla.

Para Máxima se trató de una gran experiencia. Aprendió las reglas de un mundo que le parecía fascinante y no tardó en convertirse en una de las mejores. Cuando renunció, nunca imaginó que en el futuro, su paso por Mercado Abierto le traería un dolor de cabeza a la Casa Real Holandesa. Máxima, al igual que sus cuñadas, debía tener un pasado impoluto para pretender ingresar a la Familia Real. Y cualquier vínculo con personas o empresas que se manejaran por fuera de la ley, serían un impedimento.

Cuatro años después de que la Princesa de Holanda fuera empleada de Mercado Abierto, la financiera quedó involucrada en una investigación del Gobierno de los Estados Unidos sobre lavado de dinero. A Máxima la sorprendió la noticia, nunca había escuchado nada sospechoso en las oficinas. Jamás le habían encomendado una tarea que fuera ilícita y tenía excelentes referencias de sus jefes. Ducler siempre negó conocer de dónde provenía el dinero que ingresó en las cuentas de su financiera. Durante años, el empresario se dedicó a demostrar que era inocente. Finalmente, en el 2008, el juez federal Octavio Araoz de Lamadrid le dictó el sobreseimiento definitivo. En su fallo, el juez sostiene que “Ducler no tenía la más mínima idea de que el dinero transferido provenía del narcotráfico”. En Holanda el caso estaba casi olvidado aunque la sentencia no dejó de traer alivio para la Casa Real.

_________________
_______________________________



Charlemos
Volver arriba Ir abajo
Mechita
Moderadores
Moderadores
avatar

Femenino Mensajes : 25965
Fecha de inscripción : 23/02/2011

MensajeTema: Re: Biografía de la reina consorte Máxima de Holanda   Jue Abr 18, 2013 8:54 pm

Capítulo 3



La juventud


La reina de las finanzas



Futuro brillante

Mercado Abierto había sido como un curso acelerado sobre el mundo de los negocios. Estaba agradecida con la oportunidad que le habían dado pero ya estaba un poco aburrida. No dudo ni un segundo en dejar la financiera cuando quedó seleccionada entre los tres candidatos de la UCA para ingresar al Boston Inversora de Valores. Se trataba de una compañía de inversiones asociada al Bank Boston. Apenas le confirmaron el puesto, soñó con hacer carrera en la empresa. El edificio estaba ubicado en la calle Sarmiento 545, en pleno microcentro porteño. Había terminado su relación con Tiziano y un aire nuevo llegaba a su vida de la mano de un chef que la trataba como a una princesa, Max Casá. El joven solía pasar por su oficina para almorzar juntos, sin importarle que, por lo general, Máxima no podía dejar de hablar de trabajo. Se preocupaba muchísimo por el dinero de sus clientes. Entre sus estudios y el trabajo, la futura reina tenía cada vez menos tiempo para todo.



Sus padres temían que se atrasara con la facultad o que la abandonara. Había comenzado como trainee y se propuso ser indispensable para sus jefes. Durante el primer período su tiempo se dividía entre el Boston Securities y el departamento de research de mercados de Bank Boston, donde estaba bajo las órdenes de María Laura Tramezzani quien recuerda a Máxima como una empleada perfecta. A los tres meses, sus superiores la ascendieron a oficial de cuentas. En el 94, con el efecto Tequila, empezó a estresarse. Le costaba dormir y estaba mucho más delgada. Decía que los nervios la estaban consumiendo. Ya no disfrutaba de su trabajo y decidió dar un paso al costado.

Tramezzani lamentó la pérdida pero entendió que Máxima necesitaba un respiro. También fue una empleada brillante para Mario Rossi y Marcelo Lacarrere del Boston Securities. Máxima ganaba en promedio unos 1.500 dólares mensuales, aunque su sueldo tenía una composición fija y otra variable Era a la única a quien le dejaban pasar algunas informalidades, como llegar empapada de la calle por un tormenta y quedarse descalza en la oficina. Si bien le apasionaba su trabajo, no terminaba de adaptarse a la adrenalina propia de su tarea. Sufría con las crisis del sistema financiero y se sentía pésimo cada vez que un cliente perdía plata. La tenían catalogada como una empleada “impecable y honesta” y ya habían advertido que Máxima quería renunciar. Entonces le ofrecieron un puesto especial. Máxima pasó a asesorar a inversores institucionales del exterior, grandes fondos o sociedades financieras que quisieran comprar bonos o acciones. Si bien se sentía mejor con este nuevo rol, ya estaba cansada de las crisis argentinas. Quería despegar y hasta no lograrlo no paró. Una mañana se levantó decidida a renunciar. Su próxima meta era conquistar Nueva York.

_________________
_______________________________



Charlemos
Volver arriba Ir abajo
Mechita
Moderadores
Moderadores
avatar

Femenino Mensajes : 25965
Fecha de inscripción : 23/02/2011

MensajeTema: Re: Biografía de la reina consorte Máxima de Holanda   Jue Abr 18, 2013 8:59 pm

Capítulo 3



La juventud



Nueva York, el gran salto



Esperando al príncipe

En 1996, con tan solo 25 años, Máxima llegaba al norte del continente. Siempre había fantaseado con vivir en el exterior. La oportunidad se le presentó después de recibirse de Licenciada en Economía en la Universidad Católica Argentina (UCA). A través de algunos contactos de Coqui, consiguió que la entrevistaran en HSBC James Capel Inc. en Nueva York y tras ser elegida, la joven ejecutiva se dispuso a conquistar la Gran Manzana.



Primero, se instaló en un barrio tranquilo, Columbus Circle. A pesar de disfrutar de sus recorridos por Central Park y subirse al bus con el café en mano como una típica norteamericana, el aburrimiento no tardó en llegar. Decidió mudarse para que su aventura en el Estados Unidos fuera como la había soñado. Como resultado, terminó instalándose en el Soho.

En Nueva York hizo grandes amigos. Su naturalidad, su capacidad para sociabilizar y sus ansias de diversión, le allanaron ese camino. Pero Buenos Aires no quedaría tan lejos. Se reencontró con una ex compañera de secundario, Cynthia Kaufmann. El vínculo entre ellas no tardó en afianzarse y comenzaron a compartir salidas, fiestas, tragos y risas.

En una de esas noches, conoció a un apuesto alemán que también trabajaba allí. Máxima no tardó en considerarlo su novio y sin muchas vueltas, decidieron mudarse juntos a Chelsea;
un barrio ecléctico que combina arte, restaurants y novatos profesionales. El departamento era pequeño;
pero Máxima sabía que solo se trataba de sus primeros pasos. Estaba convencida de que pronto su economía mejoraría notablemente.

La convivencia fue un paso bisagra en la relación con Dieter. Intensificó todos los sentimientos, los buenos y los malos. Había momentos en los que parecía que jamás se separarían;
incluso, los padres de Máxima alcanzaron a conocerlo. De todas formas, estaban aquellos otros en los que las discusiones resaltaban las grandes diferencias entre ellos.

Claramente, esa relación no la terminaba de convencer. Fue así, que se lo comentó a su amiga Cynthia. Su ex compañera del Northlands se codeaba con los miembros de la high society neoyorquina. La invitaba a las mejores fiestas, le presentaba empresarios y ya tenía un candidato ideal para ella.

Lo había conocido en la Maratón de Nueva York unos años atrás. Cynthia estaba segura –ni bien Máxima le confesó que estaba pensando en separarse de Dieter- que su amigo Alex, era el hombre perfecto para ella.

“¿A qué se dedica?, le preguntó la rubia argentina. Cuando Cynthia le respondió que se trataba de William Alexander, era el futuro Rey de Holanda, Máxima pensó que le estaba haciendo una broma.

Kaufmann empezó por lo básico, las apariencias. Toneladas de fotos de Máxima llegaban al correo electrónico de William a diario. “She is beautiful”, le aseguró el heredero y le rogó que se la presentara. Cynthia no dudó en preparar un encuentro.

_________________
_______________________________



Charlemos
Volver arriba Ir abajo
Mechita
Moderadores
Moderadores
avatar

Femenino Mensajes : 25965
Fecha de inscripción : 23/02/2011

MensajeTema: Re: Biografía de la reina consorte Máxima de Holanda   Vie Abr 19, 2013 6:28 pm

Capítulo 3



La juventud


Sevilla, cambio de vida


Amor en Andalucía

“Con Dieter está todo mal”, le aseguró Máxima a su amiga Cynthia mientras viajaban rumbo a aeropuerto JFK de Nueva York. La despedida había sido fría y ella tenía un nudo en la garganta. Quería llorar. Se sentía un poco culpable. Cynthia le juraba que una vez que pisara Madrid se olvidaría de todo. Si bien, no logró sacarse a Dieter de la cabeza, comenzó a prepararse para una posible ruptura cuando volviera. Cuando llegó a Sevilla ya se sentía más aliviada y después en la fiesta de Expo Sevilla, feliz como hacía tiempo no se sentía.



Su amiga le indicó cuál era el Príncipe. William Alexander estaba con varios amigos holandeses y Máxima no logró distinguirlo a lo lejos. Le parecían todos más o menos iguales. Las jóvenes argentinas se acercaron al grupo y el Príncipe no tardó en sorprenderla: “Hola Máxima, ¿todo bien?”, le dijo en un castellano que a la economista le pareció de lo más gracioso. William le ofreció una copa de champagne. Le preguntó si conocía a Maradona y si sabía hablar holandés. “Nada de nada”, le dijo la plebeya. Luego bailaron juntos. La noche fue mágica. William Alexander supo que había encontrado a la mujer de su vida. En cambio, Máxima tenía sus dudas. Tenía miedo de ser una más en su vida. Tenía claro que oportunidades a un príncipe no le faltarían. Volvió a Nueva York más aturdida de lo que podía soportar. Estaba encantada por lo ocurrido pero no quería ilusionarse. ¿Y si se trataba de un seductor empedernido y nada más? No tenía resto para lidiar con un príncipe histérico pero no podía dejar de pensar en lo bien que la habían pasado.

Adiós Dieter

Durante unas semanas intentó enfriar lo que sentía por William Alexander.

Antes de avanzar necesitaba ponerle fin a su noviazgo con Dieter Zimmerman. No hicieron falta muchas palabras para que el joven alemán entendiera que Máxima ya no seguía enamorada. Estaba distante y casi no hablaba, algo poco común para ella.

Cuando Dieter dejó el departamento, la criolla se sintió más tranquila. Por su parte, el futuro Rey de Holanda había decidido apostar todo a la relación.

Estaba eufórico y enamorado. Viajaba todas las semanas de Holanda a Nueva York para encontrarse con su novia argentina. A Máxima le costó un tiempo creer que el heredero de un reino podía estar enamorado de ella. “No te boicotees y disfrutá”, le pedían sus amigas. Pero ella todavía no lograba imaginárselo a William en el día a día de su vida. Se preguntaba, ¿cómo se suponía que debía seguir su vida?

Máxima estaba feliz con su trabajo y su rutina. No quería abandonar lo que con tanto esfuerzo había construido sin estar más segura. Por aquel entonces, tenía un puesto en el Dresdner Kleinwort Benson que en poco tiempo dejaría para pasarse al Deutsche Bank. A pedido de su príncipe, que no dejaba de llamarla a su departamento, negoció un régimen más flexible para poder viajar. La relación no tardó en madurar. “Esto va en serio, vieja”, le juró a su mamá en una conversación telefónica.

Tres meses después de aquella fiesta memorable en Sevilla, Máxima conoció a su futura suegra. La Reina Beatriz que quedó fascinada con su inteligencia y con su espontaneidad. “Quiero que Máxima sea la esposa de mi hijo”, les aseguró a sus asesores después del primer encuentro.

_________________
_______________________________



Charlemos
Volver arriba Ir abajo
Meybell
Forero Premium
Forero Premium
avatar

Femenino Zodiaco : Sagitario

Signo chino : Serpiente

Mensajes : 3035
Fecha de inscripción : 23/01/2013

MensajeTema: Re: Biografía de la reina consorte Máxima de Holanda   Vie Abr 19, 2013 10:19 pm

Es una historia de amor muy linda, la reina q dulce me imagino como dijo: quiero que se la esposa de mi hijo.
Volver arriba Ir abajo
MEGAM
Forero Premium
Forero Premium
avatar

Femenino Zodiaco : Libra

Signo chino : Gato

Mensajes : 16521
Fecha de inscripción : 22/11/2007

MensajeTema: Re: Biografía de la reina consorte Máxima de Holanda   Sáb Abr 20, 2013 8:34 pm

Estudios culturales
La formación de una reina argentina`

Su educación bilingüe y de elite le permitió a Máxima adoptar como propia otra cultura;
el tiempo que vivió en Nueva York, clave
Por Loreley Gaffoglio | LA NACION




Junio de 1996. El résumé de Máxima Zorreguieta yacía intacto desde hacía meses sobre el escritorio del CEO de un influyente holding . Integraba su pila de "
asuntos pendientes"
. Le habían encomendado los antecedentes de aquella promisoria economista para que llegaran a las manos indicadas. Un encargo que el ejecutivo, vinculado y poderoso, podía hacer con sólo una llamada. Máxima estaba urgida. Había dejado su puesto en el Bank Boston y necesitaba reencaminarse profesionalmente, asegurarse su autonomía como cualquier mortal. Pero sucedió lo improbable: el olvido de la palabra empeñada del empresario. Cuando Máxima lo encontró en el Florida Garden, el CEO se sintió en falta. "
Hoy mismo me ocupo de lo tuyo"
, se urgió. "
No te preocupes -lo atajó ella-. Ya me contrataron en un banco de Nueva York."


Diecisiete años después, el directivo evoca a LA NACION esa anécdota casi como quien trata de explicar un designio del destino, como si el futuro de Máxima hubiese sido acordado tiempo atrás. En realidad, de alguna manera lo fue. Y lo fue, en parte, el día en que sus padres asumieron el esfuerzo económico para que su hija recibiera una educación bilingüe de elite.

El Northlands, fundado en Olivos por dos inglesas en 1920, les ofrecía una formación integral, exclusiva para niñas: solidez académica, exámenes en Cambridge, alto roce social, énfasis en la moral y la ética, además de una formación abierta al mundo que le permitiera a su primogénita -la mayor entre cuatro hermanos- ampliar su horizonte relacional y convertirse en lo que aspirara a ser.

Máxima tiene otras tres medias hermanas, del primer matrimonio de su padre, Jorge Zorreguieta, pero ninguna de ellas fue al Northlands.

No siendo el inglés su lengua materna, ser aceptada allí no era fácil. El primer paso fue inscribirla en el Maryland, que entonces funcionaba en una señorial casa en Juez Tedín 3079, en Palermo Chico. Aquel jardín de infantes dictado íntegramente en inglés británico preparaba desde los tres años a los niños para su ingreso en los colegios bilingües, que carecían de esos niveles preiniciales. Ningún otro jardín competía en eficacia con el Maryland, surgido en 1960, cuando las comunidades educativas anglosajonas se abrieron a la burguesía local.

"
Amistad y servicio"
, era el lema del Northlands, donde se forjaban "
mujeres instruidas, reflexivas, íntegras"
. También Cynthia Kaufmann, la celestina que le presentó al príncipe Guillermo Alejandro, salió de esos claustros que entonces perfilaba a sus alumnas también "
indagadoras, informadas, buenas comunicadoras, con mentalidad abierta, solidarias, audaces, pero equilibradas"
.

"
Y... sí, Máxima era un poco esnob"
, reconoce alguien que la conoce bien. Otros dicen: "
Ella nunca fue esnob;
su entorno lo era"
.

Según consta en la biografía Máxima. Una historia real , de Gonzalo Álvarez Guerrero y Soledad Ferrari, la futura soberana de los Países Bajos hablaba muy buen inglés, pero no figuraba entre las mejores alumnas. Era muy buena en matemáticas, de hecho, daba clases de apoyo particulares, tenía una buena cultura general y una buena performance en atletismo, lo que la hacía destacarse en los Interhouses, apuntan sus biógrafos. Era la capitana del equipo de voley, pero no le iba bien en las competiciones con otros colegios.

Fiel a la tradición anglosajona, al ingresar en primaria cada alumna era asignada a una house , su grupo de pertenencia durante toda la vida escolar. Las houses se asignaban por herencia familiar o por distribución equitativa del número de integrantes. Máxima se sumó a la que honraba a Edith Cavell: la enfermera inglesa que por ayudar a escapar a los solados aliados de una Bélgica ocupada durante la Primera Guerra Mundial fue sentenciada a muerte por los alemanes.

"
Tenía dotes de líder, podía ser competitiva, pero no tanto como el resto"
, cuenta a LA NACION una compañera del colegio un año mayor. "
No fue prefect (alumnas señaladas como un modelo por imitar) o head student (la prefecta más votada entre sus pares) -según la recuerda-. Máxima era renormal;
había muchas otras que se destacaban más que ella."


Una frase del anuario del Northlands en 1988, recogida por sus biógrafos, la pinta de cuerpo entero: "
¿Ambitions? Too many to explain. ¿Saying? No hay espinas sin rosas, no hay rosas sin espinas"
. ("
¿Ambiciones? Demasiadas para explicar. ¿Cita?..."
).

Si en lo académico Máxima pasó más o menos inadvertida en el colegio, en la Facultad de Ciencias Económicas de la UCA descolló.

"
En clase era extrovertida y educada. Tenía un excelente carácter, se expresaba muy bien y se la veía sólida en su formación. Participaba en los debates con opinión propia y fundada. Integraba un grupo de chicas entre las que se destacaba"
, según la recuerda la directora de la Escuela de Negocios de la UCA, Alicia Caballero, por entonces titular de la cátedra Economía Argentina. Alfonso Prat-Gay era su ayudante en esa materia y la futura economista se perfiló tan calificada en su capacidad analítica y sentido de riesgo que la propia Caballero la recomendó para un puesto dentro del Bank Boston. Máxima se sumó al área de la banca de inversiones y manejaba los fondos de las AFJP.

Según sus biógrafos, su promedio general en la UCA fue de 6,35. Insuficiente para que se le abrieran las puertas de un MBA en alguna de las universidades Ivy League, las de mayor prestigio de Estados Unidos.

Sin embargo, su tutor de tesis, Alberto Rubio, actual decano de la Escuela de Negocios de la UB, la recuerda como una "
economista de fuste"
, con gran predisposición para el estudio. "
Tomó su proceso formativo con enorme responsabilidad -dice Rubio a LA NACION-. Se notaba que la economía era su vocación. Leía más de lo que debía, generaba opinión propia con lucidez y una claridad de conceptos sorprendente. No estudiaba para zafar. Se preocupaba por tener conocimientos sólidos. Era el tipo de alumna que uno hubiera elegido como asistente de investigación."


Rubio, que fue también profesor en la materia Historia de las Ideas Políticas y Económicas, la asistió en la definición del objeto de investigación de su tesis y en lo metodológico. "
Se sacó un 9"
, dice.

Pero la formación de Máxima continuó en el mundo laboral neoyorquino, un destino lógico para alguien bilingüe que desde la primaria interactuaba con familias de extranjeros. Y tomó un giro copernicano al comprometerse con Guillermo Alejandro, en 2001. Se mudó a Bélgica, se internó como pupila en el Instituto Ceran de Idiomas, en el ambiente bucólico de Spa, cerca de Bruselas, y se abocó a estudiar el holandés. No tuvo respiro, la metodología se basaba en el diálogo y la escucha mutua entre instructor y alumno en ese centro de elite. En menos de un año, Máxima hablaba la lengua de Rembrandt y de Van Gogh. El idioma, sin embargo, fue apenas el primer paso en una formación mucho más exhaustiva que la "
formateó"
como una auténtica holandesa.

Según sus biógrafos no oficiales, fue la reina Beatriz quien asumió la tutela de su conversión cultural: "
Le pusieron a su disposición un equipo multitudinario y multidisciplinario. Profesores de holandés, catedráticos de historia, especialistas en arte, filósofos, autoridades en monarquía e historia parlamentaria, comunicadores, analistas, economistas, dirigentes políticos, expertos en comunicación y marketing, especialistas en protocolo. Los mejores hombres del reino trabajaron para hacer de Máxima una verdadera princesa y una futura gran reina"
, escriben.

Una vez asimilado el neerlandés y convertida en princesa, las exigencias académicas se incrementaron: Máxima debía completar un riguroso programa académico denominado Integración Cívica. Así lo disponen las leyes holandesas para los miembros de la realeza que aspiran a integrar el Consejo de Estado. En ese programa, que logró completar en 2005, estudió desde Historia de los Países Bajos hasta Derecho Constitucional. Logró asir así el conocimiento del funcionamiento de la sociedad holandesa y el Caribe neerlandés. Desde entonces, Máxima se ocupa de monitorear las políticas de integración de los inmigrantes en los Países Bajos. La futura reina, con su testimonio, alienta a que se aprenda lengua para poder ser parte viva de la sociedad holandesa.

Un dato curioso en la vida de la futura monarca es que, a diferencia de lo que fue su formación de elite, las princesas Catharina Amalia, Alexia y Ariana estudian en colegios del Estado holandés.

Máxima nunca fue una erudita, concluyen sus biógrafos. Pero encarnó un conjunto de atributos a partir de su educación, su pertenencia social, el hecho de vivir en Nueva York, y el saber conectarse con la gente indicada.

"
La clave del porqué será reina -afirman en su entorno- se cifra en su personalidad y educación: tiene magnetismo, excepcionales capacidades de relación interpersonal, inteligencia práctica y analítica. Sabe lo que debe hacer para alcanzar sus objetivos."
.


http://www.lanacion.com.ar/1574524-la-formacion-de-una-reina-y-de-un-pontifice

P.D: 98% VERDAD !!!

_________________
_________________________________
Volver arriba Ir abajo
Mechita
Moderadores
Moderadores
avatar

Femenino Mensajes : 25965
Fecha de inscripción : 23/02/2011

MensajeTema: Re: Biografía de la reina consorte Máxima de Holanda   Mar Abr 23, 2013 12:57 pm

Capítulo 4



Vida Real


Máxima, la conquistadora


La elegida

Será cuestión de destino o de un gran trabajo por parte de Máxima. La futura Reina de Holanda no tardó en ganarse el corazón de su suegra Beatriz y luego el del pueblo holandés. Cuando William Alexander la llamó para avisarle que su madre quería conocerla, la criolla se sintió tan nerviosa como bendecida. Por fin, el gran día había llegado. Tenía clarísimo que de la reina dependía su futuro. Sí bien, William le había jurado que ella sería su esposa fuera o dentro de la Familia Real, si Beatriz no la aprobaba como novia de su hijo, la relación corría peligro.



Encuentro en Italia

Los miedos de Máxima comenzaron a desaparecer en Villa Tavernelle, la mansión que tiene la Reina Beatriz en la Toscana. La rubia argentina no tardó en advertir que su suegra estaba fascinada con ella. Máxima tenía el don de la empatía y actuó tal como esperaba la reina. Mientras sus padres dormían una siesta, William le confesó que todo estaba saliendo perfecto y que desde hacía mucho tiempo que no veía reír a su madre. La enfermedad de su padre, el Príncipe Claus, tenía sumida a los Orange en un gran dolor. Fue allí, en esa primera reunión donde Máxima y Beatriz se convirtieron en grandes compinches. Beatriz le enseñó a jugar al bridge y la introdujo en su círculo de amigas. También la contenía cada vez que sentía que Máxima extrañaba su vida de plebeya, su anonimato y sobre todo a su familia. Sabía del esfuerzo que implicaba para Máxima su nueva vida. “Es como una hija”, asegura Beatriz sin pudor. Desde el comienzo, Máxima le demostró lealtad y un gran compañerismo. Máxima es quien más se preocupa por Beatriz desde que su hijo, el Príncipe Friso, quedó en coma como consecuencia de un accidente que tuvo en febrero de 2012 en Lech, Austria.

La más popular

Desde su llegada a la vida del príncipe, Máxima se convirtió en la persona más querida de Holanda. Gracias a ella, los medios holandeses comenzaron a creer que los años de rebeldía habían llegado a su fin para el “Príncipe Bee”, como lo llamaban a William por su gusto a la cerveza. La argentina parecía tener el suficiente carácter para enderezarlo y revertir una imagen poco favorable para un futuro rey. William comenzó a consultarle todo. Desde con quién le convenía a Holanda relacionarse comercialmente hasta cómo elaborar sus discursos.

Su simpatía y su habilidad para moverse, siempre al borde del protocolo, lograron que los holandeses la aceptaran como su futura reina. La primer prueba fue tras el anuncio en cadena nacional de que se convertiría en la esposa de William Alexander. Al finalizar la emisión televisiva, como si se tratara de una estrella, una multitud esperaba puertas afuera a Máxima para darle su apoyo. La aspirante a princesa había superado las expectativas de la reina y de sus asesores. Máxima ya era un fenómeno indiscutido. Tras la boda, su imagen positiva aumentó pero, indudablemente, terminó por conquistar a sus súbditos cuando quedó embarazada de su primera hija, Catharina Amalia, la próxima heredera al trono.

_________________
_______________________________



Charlemos
Volver arriba Ir abajo
 
Biografía de la reina consorte Máxima de Holanda
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 5 de 6.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente
 Temas similares
-
» Biografía de la reina consorte Máxima de Holanda
» Reina Victoria 1837. ¿Qué valor facial?
» Identificacion moneda ¿reina?
» Réplica del florín de 1847 de la reina Victoria I (1837-1901
» LA REINA DEL SUR, de Arturo Pérez-Reverte

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Charlemos Foro.foroespana.com :: . :: Monarquías del Mundo-
Cambiar a: