Charlemos Foro.foroespana.com

Monarquias, Actualidad y Notícias, Realeza, Casas Reinantes, Monarquías, Letizia Ortíz, Máxima de Holanda, Joyas de la Realeza, Tecnología, Hogar, Salud, Arte y Entretenimiento
 
ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  GaleríaGalería  FAQFAQ  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  
Septiembre 2018
LunMarMiérJueVieSábDom
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
CalendarioCalendario
Buscar
 
 

Resultados por:
 
Rechercher Búsqueda avanzada
Últimos temas
» CASA REAL HOLANDESA
Hoy a las 6:53 pm por Mechita

» PRINCIPE HARRY Y MEGHAN MARKLE, AGENDA, ACTIVIDADES,Notas..
Hoy a las 6:50 pm por Mechita

» CASA PRINCIPESCA DE MÓNACO
Hoy a las 5:55 pm por Noemi

» AGENDA DE SM. REYES FELIPE y LETIZIA
Hoy a las 3:27 pm por Agus8

» CASA REAL DE DINAMARCA
Hoy a las 2:58 pm por Noemi

» CASA REAL BRITÁNICA
Ayer a las 11:33 pm por Agus8

» CASA REAL BELGA
Ayer a las 10:50 pm por Agus8

» CASA REAL DE SUECIA
Ayer a las 3:26 pm por Agus8

» CASA REAL GRIEGA ......
Ayer a las 5:39 am por Noemi

» CASA REAL DE SERBIA
Ayer a las 5:32 am por Noemi

» CONTEMOS CON IMAGENES (juego)
Mar Sep 18, 2018 6:04 pm por Agus8

» CASA REAL DE RUMANIA
Mar Sep 18, 2018 2:54 pm por Agus8

¿Quién está en línea?
En total hay 25 usuarios en línea: 1 Registrado, 0 Ocultos y 24 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Mechita

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 131 el Miér Nov 18, 2015 11:42 pm.
AFILIADOS
BannerFans.com
BannerFans.com
BannerFans.com
Prensa

Visitor Flags


Stat counter


Comparte | 
 

 CASA REAL Y EL DESCONTENTO POPULAR (artículos) :updated:

Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, ... 11, 12, 13  Siguiente
AutorMensaje
Mechita
Moderadores
Moderadores
avatar

Femenino Mensajes : 30654
Fecha de inscripción : 23/02/2011

MensajeTema: Re: CASA REAL Y EL DESCONTENTO POPULAR (artículos) :updated:   Jue Ene 03, 2013 6:46 pm

Diario El Mundo de España 3/01/2013



_________________
_______________________________



Charlemos
Volver arriba Ir abajo
En línea
Mechita
Moderadores
Moderadores
avatar

Femenino Mensajes : 30654
Fecha de inscripción : 23/02/2011

MensajeTema: Re: CASA REAL Y EL DESCONTENTO POPULAR (artículos) :updated:   Jue Ene 03, 2013 7:05 pm

La Monarquía, en su cuota de popularidad más baja de la Historia


-El 50,1 de los encuestados valora de manera positiva el reinado de Don Juan Carlos mientras que un 45% está a favor de su abdicación.
-Un 53,8% aun sigue prefiriéndolo como forma de organización del Estado frente a un 41% que está en contra.




El peor dato de su historia. El Annus Horribilis ha dejado secuelas en la imagen de la monarquía y especialmente del Rey. El descontento general entre los ciudadanos españoles se reflejan en una encuesta realizada por el Periódico "
El Mundo"
. Pocos son los que perdonan ael Rey su escapada a cazar elefantes en plena crisis, y menos aún el Caso Urdangarín, verdadera bomba de relojería para la Casa Real, que este año ha hecho un gran esfuerzo por ganarse otra vez el afecto del pueblo.

La encuesta, que ha sido realizada por Sigma Dos para el diario "
El Mundo"
entre los días 21 y 28 de diciembre, refleja que el miembro más impopular de la familia real es Don Juan Carlos. Los datos muestran que tan solo un 50,1% valora de manera positiva el reainado de su majestad, unos datos que han disminuido considerablemente desde el año pasado, cuando la misma encuesta situaba al Rey en una posición más elevada con un 76%.

El Príncipe, mejor valorado que el Rey

Por su parte, el príncipe Felipe ha aumentado su popularidad en detrimento de la de su progenitor. El 62% de los ciudadanos ven la figura del heredero con buenos ojos, una puntuación que supera a la de su padre con 12 puntos. Estos datos se mantienen desde el pasado mes de abril, cuando el Rey decepcionó a los españoles con su viaje a Botsuana para cazar elefantes.

Más gente a favor de la abdicación del Rey que en contra

La notable impopularidad del monarca mantiene dividida a la sociedad española. Un 45% de los encuestados por el diario "
El Mundo"
está a favor de la abdicación del monarca y de su sustitución por su hijo Don Felipe, mientras que un 40% prefiere que siga reinando "
mientras esté en condiciones"
.

La mala imagen de la Familia Real durante este annus horribilis, ha afectado de manera considerable a la imagen de la Monarquía como jefatura de Estado. Asimismo un 53,8% aún lo sigue prefiriendo como forma de organización del Estado, mientras que un 41% muestra su rechazo, un porcentaje que ha subido desde el último ejercicio.

El sector que más ha mostrado su desapego a la Corona, son los jóvenes con edades comprendidas entre los 18 y los 29 años. De este modo, los datos reflejan que un 57,8% del sector más joven no está de acuerdo con la Monarquía como forma de organización del Estado español, mientras que un 37,3 si lo hace.

Un 56,3% de estos jóvenes tiene una imagen mayoritariamente mala de la figura del monarca, mientras que un 38,3% presentan su apoyo a Don Juan Carlos.

Los españoles tienen claro que quieren una reforma de la Constitución que anule la preferencia del varón sobre la mujer a la hora de reinar. Así pues un 79,9% se declara a favor, mientras que un 8,3% lo hace en cotra. Aunque la realidad es otra, ya que el Gobierno no se ha planteado el cambiar la Consitución ya que eso significaría la disolución de las Cortes y la convocatoria de un referéndum.

Doña Sofía, la más querida de la Casa Real

Muy diferente es la imagen de su esposa, la reina Sofía, quien se ha situado como el miembro más apoyado de la Familia Real. Los datos reflejan que el 63,1% de los encuestados tienen una opinión buena de la consorte. Unos datos que no varían entre los más jóvenes, quienes con un 56% valoran la figura de la reina Sofía de manera positiva.

Por su parte, entre las personas mayores de 64 años la Reina goza de un 80% de popularidad mientras que el Rey a penas alcanza el 58%.

El viaje de su majestad a Botsuana, hizo que aumentara considerablemente la popularidad de su esposa, ya que los españoles veían en ella a una representante del descontento generalizado de la opinión pública. Un descontento que la reina mostró cuando ingresarón a su marido tras su problema en Botsuana, ya que Doña Sofía tardó 48 horas en personarse en Madrid.

Letizia obtiene unos datos discretos

Por otra parte la imagen de Doña Leticia ha empeorado bastante. Los datos reflejan que un 51,7% tiene una opinión buena de la princesa consorte, mientras que un 42% muestra su descontento con ella. Los ciudadanos ven una gran distancia que parece haber marcado ella misma.




Fuente:
http://www.teinteresa.es/espana/casa-real/Monarquia-cuota-popularidad-baja-Historia_0_840516504.html

_________________
_______________________________



Charlemos
Volver arriba Ir abajo
En línea
mencar
Forero Premium
Forero Premium
avatar

Femenino Zodiaco : Cáncer

Signo chino : Cabra

Mensajes : 10000
Fecha de inscripción : 18/12/2007
Localización Localización : Madrid,España

MensajeTema: Re: CASA REAL Y EL DESCONTENTO POPULAR (artículos) :updated:   Jue Ene 03, 2013 10:09 pm

¿Y qué se esperaban?,y aún así me parece mucho porcentaje a favor de ellos.No voy a negar la labor del Rey en éstos años para bien de España.Pero ha metido la pata en temas muy serios como la cacería,la amante y sobre todo,el tema de su yerno.Creo que los españoles merecemos mejor trato y que no se nos engañe.Y hemos visto cómo se ha paseado Iñaki y su mujer por hospital,Zarzuela,Baqueira ...como si tal cosa,con el beneplácito de Juan Carlos.
No creo y me repito una vez más que la Monarquía dure más allá de d.Juan Carlos.Felipe es un caprichoso que ha elegido mal a la hora de casarse porque antepuso su interés al de España y no estamos dispuestos a tragar a una reina a la que sólo le importa su fachada.Ellos solitos se han cavado su propia tumba.

_________________
La felicidad no está en el destino,sino en el viaje.   
Volver arriba Ir abajo
Mechita
Moderadores
Moderadores
avatar

Femenino Mensajes : 30654
Fecha de inscripción : 23/02/2011

MensajeTema: Re: CASA REAL Y EL DESCONTENTO POPULAR (artículos) :updated:   Jue Ene 03, 2013 11:40 pm

mencar escribió:
¿Y qué se esperaban?,y aún así me parece mucho porcentaje a favor de ellos.No voy a negar la labor del Rey en éstos años para bien de España.Pero ha metido la pata en temas muy serios como la cacería,la amante y sobre todo,el tema de su yerno.Creo que los españoles merecemos mejor trato y que no se nos engañe.Y hemos visto cómo se ha paseado Iñaki y su mujer por hospital,Zarzuela,Baqueira ...como si tal cosa,con el beneplácito de Juan Carlos.
No creo y me repito una vez más que la Monarquía dure más allá de d.Juan Carlos.Felipe es un caprichoso que ha elegido mal a la hora de casarse porque antepuso su interés al de España y no estamos dispuestos a tragar a una reina a la que sólo le importa su fachada.Ellos solitos se han cavado su propia tumba.



¿ No te parece que puede ser una nueva jugada del diario El Mundo para forzar una abdicación ?

Te lo pregunto porque me llama la atención la parte de la encuesta sobre Felipe y la abdicación del rey. Parece que tratan de decir de que Felipe es la salvación de la monarquía. qué??

_________________
_______________________________



Charlemos
Volver arriba Ir abajo
En línea
anele
Forero Premium
Forero Premium
avatar

Femenino Mensajes : 5781
Fecha de inscripción : 17/10/2010

MensajeTema: Re: CASA REAL Y EL DESCONTENTO POPULAR (artículos) :updated:   Jue Ene 03, 2013 11:43 pm

Se ve que Letizia tiene aun sus amigas y bastante influencia en los medios..yo pienso igual que Mechita
Volver arriba Ir abajo
mencar
Forero Premium
Forero Premium
avatar

Femenino Zodiaco : Cáncer

Signo chino : Cabra

Mensajes : 10000
Fecha de inscripción : 18/12/2007
Localización Localización : Madrid,España

MensajeTema: Re: CASA REAL Y EL DESCONTENTO POPULAR (artículos) :updated:   Vie Ene 04, 2013 9:58 pm

anele escribió:
Se ve que Letizia tiene aun sus amigas y bastante influencia en los medios..yo pienso igual que Mechita

Y yo pienso igual que vosotras.Detrás de todo está alguien muy interesada en llagar cuanto antes al poder.Y no hay que olvidar sus amigos,como dice Anele más los que se han añadido al carro de los elogios.

_________________
La felicidad no está en el destino,sino en el viaje.   
Volver arriba Ir abajo
Mechita
Moderadores
Moderadores
avatar

Femenino Mensajes : 30654
Fecha de inscripción : 23/02/2011

MensajeTema: Re: CASA REAL Y EL DESCONTENTO POPULAR (artículos) :updated:   Dom Ene 06, 2013 4:05 pm

El Rey afronta su mayor desafío desde el 23-F


La crisis, Urdangarin’ y el error de Botsuana precipitan el cambio de estrategia en la Corona

Natalia Junquera 6 ene 2013


Varios miembros de la Familia Real y de su equipo hablan de un estudio de tres expertos en marketing, John M. T. Balmer (Universidad de Braddford, Reino Unido), Sthephen A. Greyser (Harvard, EEUU) y Mats Urde (Lund, Suecia), que lleva el elocuente título de Las monarquías como marcas. En este estudio, para el que los profesores entrevistaron a los Reyes de Suecia, la princesa Victoria y varios miembros de su equipo de comunicación, concluyen que la institución se parece mucho a una marca empresarial y que en muchos casos se dirige como tal. La Monarquía, explican, depende de dos apoyos: el de la gente y el del Parlamento. Si pierde uno de los dos, está perdida.

El trabajo de los expertos insiste en la necesidad de la institución de preguntarse constantemente “¿cómo lo estamos haciendo?”, de la misma manera que una marca se estaría preguntando qué nivel de aceptación tiene en el mercado. La importancia que dan a este estudio en la Casa del Rey, que podría equivaler al impacto que tuvo el libro de comunicación política No pienses en un elefante, de George Lakoff, en el PSOE —el partido regaló un ejemplar a toda la Ejecutiva— es indicativa del profundo cambio de estrategia que se ha producido en la institución, inmersa en lo que en la Casa llaman “la revolución”.

La idea inicial no era hacer la revolución, sino “una evolución” tranquila, explican, consistente en pequeños cambios para adaptarse a los nuevos tiempos. Algunos de esos cambios, como el de ir apartando poco a poco de la vida oficial de la familia a las infantas para centrarse “en el núcleo duro” —el Rey y el Príncipe— empezaron a barajarse hace años. Y parte de la modernización vino de forma natural: la infanta Cristina se casaba con un exjugador de balonmano;
el Príncipe, con una periodista divorciada;
doña Elena se divorciaba... Pero la ampliación de la familia iba a ampliar también los problemas.

Con el regreso, en el verano de 2011, del diplomático Rafael Spottorno como jefe de la Casa —entre 1993 y 2002 había sido secretario general— y el posterior fichaje del periodista Javier Ayuso como director de comunicación, se quería “cambiar el paso”, dejar de salir tanto en las páginas de corazón, y empezar a salir más en las secciones de internacional, política y economía de los medios de comunicación. Pero acontecimientos en contra —la crisis, la imputación de Urdangarin, el error de Botsuana...— obligaron a precipitar esos cambios a costa de perder la iniciativa. Ya no se trataba, como en cualquier marca, de hacer planes o marcarse objetivos, como cuando el equipo de la Casa del Rey diseñó la estrategia para “consolidar la imagen del heredero” durante el noviazgo y matrimonio del Príncipe —“Era un trabajo sencillo porque tiene una formación sensacional. Todo el mundo se queda impresionado por los conocimientos que tiene. Hoy su aceptación es superior a la del Rey”, dice un exempleado de la Casa—. Ahora no había tiempo de marcarse objetivos, solo de reaccionar ante amenazas imprevistas para dejar de perder cuota de mercado.

Uno de los dos apoyos básicos, el de la ciudadanía, caía en picado, especialmente entre los jóvenes que ya nacieron en democracia y no atribuyen al Monarca la legitimidad que le dio su papel en la Transición y en el frustrado golpe del 23-F. El primer gran aviso llegó en octubre de 2011: un suspenso en el CIS. Hasta ese momento la Monarquía era una de las instituciones mejor valoradas. Los sondeos de Metroscopia muestran ese bajón: en 1998, un 72% prefería la Monarquía y solo un 11%, una República. En 2010, esa diferencia era de un 57% a 35%, y en 2012, de 53% a 37%. El Rey era el más perjudicado y el Príncipe aguantaba el chaparrón, pero quien mejor imagen sigue teniendo es la Reina —el último barómetro del Real Instituto Elcano la sitúa como la mejor embajadora de España, por delante de su hijo y de su marido—, quien ocupa la posición más difícil dentro de esa revolución en La Zarzuela, donde además de la Jefatura del Estado, hay una familia.

Conscientes de que estaban bajo la lupa, hicieron propósito de enmienda con gestos hacia los ciudadanos, como el de publicar —aunque con poco detalle— el reparto de las cuentas de la Casa del Rey (los 8,4 millones de euros de asignación estatal), o bajarse un 7% el sueldo (de 292.752 euros brutos al año para el Rey y 141.376 para el Príncipe).

Pero en abril de 2012, con el caso Urdangarin desgastando a la institución como una gota malaya pese a todos los cortafuegos que intentaron abrir desde La Zarzuela —en diciembre de 2011 fue apartado de la vida oficial de la Familia;
en Nochebuena, don Juan Carlos advirtió que “la justicia es igual para todos”—, llegó la inoportuna cacería.

“Hay un antes y después de Botsuana”, afirman rotundos en la Casa del Rey. Tras el incidente barajaron todas las opciones, incluida la de ocultar lo ocurrido, pero finalmente optaron por no hacerlo porque el daño habría sido mayor. El enfado de la ciudadanía por lo sucedido no tenía precedentes y decidieron responder con otro gesto que tampoco los tenía: un Rey pidiendo perdón: “Lo siento mucho, me he equivocado y no volverá a ocurrir”.

Don Juan Carlos se asustó con la repercusión de su accidentado safari para cazar elefantes. En los despachos privados que mantiene habitualmente con empresarios, políticos e intelectuales, y que utiliza para “tomar el pulso de la calle”, según las mismas fuentes, les preguntó por el asunto. Hoy casi todos tienen la convicción de que esas inéditas disculpas tuvieron un efecto positivo. “Le humanizó”, dice el ministro José Manuel García-Margallo. De nuevo, la Casa del Rey había perdido la capacidad de llevar la iniciativa: estaba reaccionando ante los acontecimientos. “Se me caían las lágrimas cuando vi al Rey pidiendo perdón. Me dio mucha rabia. ¡Es el Rey!”, confiesa un exempleado de La Zarzuela.

La imputación de Urdangarin en plena crisis había colocado un foco extraordinario en la Monarquía que amplificó el malestar por el safari —ni mucho menos el primero del Rey—, y rompió uno de los tabúes que hasta entonces le habían protegido: el de su vida privada. Empezó a hablarse de sus amistades y a abrirse cierto debate sobre su sucesión.

El Príncipe aumentó su presencia en actos, acudiendo cada vez más a los de naturaleza militar, a los que antes siempre asistía el Rey, jefe de las fuerzas armadas. Y tanto la agenda del Monarca como la del heredero se llenó de actos menos protocolarios y más atractivos para el ciudadano: la diplomacia económica. Don Juan Carlos y don Felipe se convirtieron fundamentalmente en embajadores de la marca España para abrir nuevos mercados. Las decenas de miles de kilómetros que ambos recorrieron el año pasado dan fe de ello. China es el único país de los BRIC (Brasil, Rusia, India y China, las economías emergentes) que le quedó por visitar al Rey en 2012. Ya prepara el viaje para este año. El vicepresidente de la CEOE, Arturo Fernández, que acompañó al Monarca a India el pasado octubre con una docena de empresarios, asegura: “Es nuestro mejor embajador, siempre que nos acompaña, hacemos negocio. Ha sido un año muy complicado para él y para todos los españoles, con muchos problemas, pero ha hecho un esfuerzo tremendo, a pesar de su salud, lo de la cadera le tenía machacado”.

En ese viaje, don Juan Carlos dio signos evidentes de cansancio y de dolor porque había decidido retrasar, demasiado en opinión de su médico, su tercera operación de cadera. La salud del Monarca, que detesta que se ponga en cuestión —“Lo que os gusta es matarme y ponerme un pino en la tripa todos los días”, espetó a un grupo de periodistas en mayo de 2011— ha sido otro de los factores que alentó las voces sobre la abdicación o la sucesión. Él quiso dejarlo claro en la conversación, no entrevista, que mantuvo con Jesús Hermida el pasado viernes en TVE. “Me encuentro en buena forma, con energía y, sobre todo, con ilusión para seguir adelante”, dijo en su primera respuesta.

¿Ha sido ese esfuerzo suficiente? Hacer más les da miedo. Por ejemplo, la Casa del Rey descarta ir un paso más allá y no solo publicar las cuentas sino el patrimonio del Monarca: “Das la mano y te roban el brazo”. Según las encuestas que la Casa hace periódicamente —y no difunde— para saber, como en cualquier marca, qué nivel de aceptación tienen sus productos —Rey y Príncipe— en el mercado—ciudadanía—, la institución habría logrado recuperar el nivel de popularidad previo al error de Botsuana, pero no el anterior al escándalo Urdangarin. “Perdimos mucho con él. Es lo que más daño nos ha hecho. Ahora estamos intentando recuperar todo lo perdido”, explican.

Un exempleado de La Zarzuela cree que “cuando se calmen las aguas, la gente verá las ventajas de la Monarquía, una institución útil y barata, 18 céntimos por español, y que un momento de crisis económica puede tener una influencia definitiva, como en el caso del AVE La Meca-Medina, donde Sarkozy jugó muy fuerte y perdió frente al Rey”. Según este extrabajador de la Casa, la Monarquía es más necesaria en España que en otros países por la tensión territorial. Don Juan Carlos confesó el viernes que es una de sus grandes preocupaciones. Pero tiene muchas, más que nuca. Por eso ayer no celebró su 75 cumpleaños. Sabe que no es momento para fiestas y que es un Rey bajo la lupa.




Fuente:
http://politica.elpais.com/politica/2013/01/05/actualidad/1357416340_725685.html

_________________
_______________________________



Charlemos
Volver arriba Ir abajo
En línea
Mechita
Moderadores
Moderadores
avatar

Femenino Mensajes : 30654
Fecha de inscripción : 23/02/2011

MensajeTema: Re: CASA REAL Y EL DESCONTENTO POPULAR (artículos) :updated:   Dom Ene 06, 2013 11:58 pm

Misión imposible en Zarzuela o cómo recuperar en 37 días el prestigio dilapidado en 37 años




Cuenta Isabel Burdiel en su monumental Isabel II, una biografía (Ed. Taurus), que la noche del 22 de febrero de 1863 Leopoldo O'Donnell fue despedido de los salones regios por su Graciosa Majestad, la reina Isabel II, “como un lacayo que cumple mal”, después de que el militar le presentara la dimisión -la segunda, y aún habría una tercera- de su cargo como Presidente del Consejo de Ministros. La decepción del hombre que había logrado “salvar la monarquía de sí misma” durante cinco largos años fue tanto más profunda cuanto que siempre creyó contar con el cariño y gratitud de la reina castiza, sentimientos que, en palabras de Antonio Rubio, secretario que fue durante años de la Regente María Cristina de Borbón-Dos Sicilias, “no anidaban mucho tiempo en el corazón de Isabel II, pues la gratitud es una virtud vulgar que no obliga a los Reyes, en quienes la ingratitud misma puede ser deber y virtud cuando lo exige la razón de las razones que es la Razón de Estado”.

Ha sido una constante en nuestra Historia: el empeño del pueblo español por salvar a la Monarquía -y más concretamente a los Borbones- de sus propios errores en infinidad de lances. Desafiando tan larga tradición, Juan Carlos de Borbón lo tenía todo para haber dejado su sello indeleble en los libros de Historia, esa Historia que tantas tropelías registra de sus antecesores en el trono. La capacidad del entonces Príncipe para, en 1975, traicionar el legado de Franco y propiciar la llegada de la democracia fue el gran aval, el salvoconducto que animó al pueblo llano a echarse a la calle y llenar las aceras cada vez que el matrimonio por él formado con Sofía de Grecia recorría ciudades y pueblos de España. Todo lo tenía, y todo, o casi, lo ha echado por la borda. Los secretos, de alcoba y de dinero, durante décadas reservados al conocimiento de unos pocos, son ahora lugar común de charla en mercados y tabernas, tras un año 2012 que ha resultado apocalíptico para el prestigio y, lo que es peor, el futuro de la institución. Una intensa campaña de imagen, que el viernes conoció uno de sus momentos cumbres, trata ahora de recuperar el tiempo perdido. Demasiado poco, demasiado tarde.

Lo acontecido desde que estallara el escándalo de corrupción de Iñaki Urdangarin, que ha afectado de lleno a la propia hija del Rey, Cristina, y por extensión a toda la Familia Real, es de sobra conocido y está descrito con audacia y libertad en Internet. Nada se ha dicho, en cambio, de la responsabilidad contraída por los distintos gobiernos a la hora de hacer dejación de sus responsabilidades en la vigilancia de determinados comportamientos nada ejemplares del Monarca en estas décadas. Tanto Felipe González como Aznar –por no hablar del patético Zapatero- miraron hacia otro lado, consintieron, mientras el Rey iba y venía, hacía y deshacía, a su antojo dentro y fuera de España. En El Negocio de la Libertad se relata la anécdota de un González que, ofuscado después de que el Monarca le hiciera esperar en la antecámara más tiempo del usual, se atrevió a meterle el dedo en el ojo al intendente, Manuel Prado y Colón de Carvajal, el hombre de los dineros reales durante muchos años, interpelando a Sabino Fernández Campos de esta guisa: “Y dile a Manolo Prado que se conforme con el 3%, porque eso de cobrar el 20% es una barbaridad...”.

En ese libre albedrío ha jugado un papel capital durante la Transición el silencio cómplice de los medios de comunicación en lo que atañe a las conductas del Rey, de acuerdo con un pacto no escrito según el cual el Monarca es intocable y debe ser protegido de cualquier crítica por leve que sea, manifestación que evidencia los débiles cimientos de una democracia obligada a consentir con los comportamientos impropios del jefe del Estado. La urna de cristal que durante décadas protegió a nuestra Monarquía de la más leve crítica se rompió en pedazos a lo largo y ancho del recién terminado 2012, annus ciertamente horribilis en el que España, sumida en una aguda crisis económica, a punto estuvo varias veces de irse por el desagüe de los países intervenidos a la manera de Grecia y Portugal, aunque el inicio de las desgracias regias cabría ser fechado con propiedad en noviembre de 2011, con el estallido del “caso Palma Arena” y el conexo escándalo del Instituto Nóos de Urdangarin.

La “luxación de Corona” de Botswana

Con todo, la fecha que marca un antes y un después en los anales del juancarlismo se alcanzó el 14 de abril –precisamente- del pasado año, cuando fue necesario organizar a uña de caballo un operativo para trasladar al Rey malherido a una clínica de Madrid desde un resort en Botswana, donde se hallaba cazando elefantes. El escándalo se hizo carne y habitó entre nosotros al conocerse que Juan Carlos estaba acompañado por Corinna zu Sayn-Wittgenstein, una supuesta princesa con la que mantiene una relación sentimental desde hace años y, al parecer, con quien comparte también alguna cuenta corriente. Se rompía así el velo que durante décadas cubrió el estilo de vida el Monarca, pasto a partir de entonces de las chanzas del pueblo llano. También aquí, de nuevo, la responsabilidad de quienes, en la presidencia del Gobierno y en el entorno de los servants de Zarzuela, no supieron poner coto al desastre, especialmente evidente tras la salida por la puerta de atrás de Fernández Campos. Años antes, José Joaquín Puig de la Bellacasa había pagado cara la osadía de atreverse a llamar la atención al “jefe”. Como secretario general de la Casa, con todas las papeletas para suceder a Sabino, Puig de la Bellacasa duró en el cargo lo que tarda en persignarse un cura loco. En realidad un verano en Mallorca, tiempo en el que tuvo agallas para puntualizar que había cosas que un Rey de nuestro tiempo no podía hacer, como escapar por una ventana de Marivent en plena noche. Se lo cargó la entonces “íntima” del Monarca, la palmesana Marta Gayá. Fulminado.

La “luxación de Corona” sufrida en Botswana dio lugar a una pública petición de perdón (“Lo siento, me he equivocado, no volverá a ocurrir”), iniciativa sin precedentes que, al tiempo que humanizó su figura, contribuyó a rebajar drásticamente su auctoritas, la cualidad moral sobre la que se edifica ese prestigio que el imaginario popular cree implícito en la jefatura del Estado. Pero, como las desgracias nunca vienen solas, el Monarca se embarcó tras las vacaciones de verano en una campaña para, con el respaldo del gran empresariado, vender en el exterior la marca España y, de paso, la suya propia, tan necesitada de un alicatado hasta el techo. De modo que en septiembre no se le ocurrió cosa mejor que encerrarse una mañana con la redacción del New York Times (NYT). Aquello resultó una encerrona que obligó al Rey a batirse en retirada ante las agresivas preguntas de los periodistas sobre sus dineros y sus relaciones con Corinna. La respuesta del NYT apareció en la edición del 28 de septiembre: “Al revés que otros Monarcas europeos, Juan Carlos llegó al trono tras la muerte del dictador Franco con lo puesto, y ha trabajado duro para generar su propia fortuna al margen de la asignación anual que le otorgan los PGE. (…) El Rey es valorado en los círculos empresariales como una especie de deal maker o embajador económico de España, pero la forma en que ha amasado su gran patrimonio personal sigue siendo un misterio. La fortuna de la familia real española se estima en más de 2.300 millones de dólares…”.

Aunque los lectores de El Negocio de la Libertad saben, en parte, desde el año 1998 cómo se amasó esa fortuna, por primera vez un medio de referencia le ponía cifras concretas, hasta el momento no desmentidas. Para rematar la faena, el diario de la progresía neoyorquina publicaba días después un atroz reportaje sobre nuestro país (“La austeridad y el hambre en España”) donde, entre otras perlas, aparecía gente removiendo contenedores de basura en busca de comida. La imagen de España a tomar viento. Como si, en súbita conjura, los hados hubieran decidido vengarse al fin de quien, frustrando tantas expectativas, consagró su vida en el altar del hedonismo a la búsqueda del placer y la acumulación de dinero, todo parece haberle salido mal al Monarca en los últimos 18 meses, empezando por el grave deterioro de su salud, traducido en una movilidad anormalmente restringida para su edad, y terminando por un problema político de primera magnitud como es el intento secesionista de los nacionalismos del País Vasco y, sobre todo, de Cataluña.

¿La Historia se repite? De Felipe V a Juan Carlos I

La política del avestruz y paños calientes seguida al respecto durante años por la Casa Real y los grupos de poder que sostienen al régimen ha derivado en el callejón sin salida al que hoy se enfrenta España, Cataluña incluida, por culpa del aventurerismo de Artur Mas. La desazón que ahora embarga a las elites españolas ante lo que está ocurriendo está más que justificada, en tanto en cuanto viene a certificar el fracaso de la Transición en su intento de hacer realidad esa “tercera España” de concordia acorde con el famoso “espíritu”, mediante el establecimiento de una democracia digna de tal nombre, no carcomida por las termitas de una corrupción galopante como la actual. La decisión de CiU de caminar hacia el Estado propio marca el fin de una época y el inicio de una nueva era cargada de incertidumbres. Si con los Decretos de Nueva Planta, Felipe V, primer rey de la Casa Borbón, puso en marcha el intento de centralización del Estado español, muy bien pudiera ser ahora que a su descendiente, Juan Carlos I, le tocara presidir la disgregación del mismo.

Pretender, ante la arboladura de los problemas aquí apuntados, aventar la tormenta que se avecina con una campaña de imagen pactada con los grandes grupos de comunicación se antoja un intento tan fatuo como infantil. De nuevo los españoles intentando salvar a la Monarquía de sí misma. La entrevista del viernes conducida por Jesús Hermida resultó un fiel retrato de ese final de época. Tanto su formato como, sobre todo, su contenido, certifican el estado de opinión de las encuestas sociológicas, con la imagen de un Rey prematuramente avejentado y al frente de un régimen agotado que ha perdido del todo el apoyo de las jóvenes generaciones. La encuesta publicada por El Mundo el pasado jueves así parece certificarlo: la Monarquía solo contaría ya con el respaldo del 54% de los ciudadanos. La imagen más deteriorada es la del Rey, solo valorado positivamente por el 50,1% (62,3% en el caso del Príncipe). Los españoles, en cambio, están divididos en cuanto a una posible abdicación: el 45% es partidario, mientras el 40% la rechaza.

Un estado de opinión, en suma, que parece querer dar la razón a quienes, casi desde las catacumbas, vienen reclamando como imprescindible la apertura de un nuevo proceso constituyente capaz de redefinir el futuro de España. Como ya se dijo en estas páginas meses atrás, la realidad parece empeñada en demostrarnos que la Monarquía juancarlista ya no es la solución de nada, sino una parte importante de los problemas de España. Cualquier persona inteligente podría deducir de lo dicho que las elites políticas y financieras patrias solo aguardan un cambio de tendencia económica para proceder a colocar en el trono al Príncipe Felipe, una persona preparada que no parece estar contaminada por los vicios y escándalos del padre. No lo harán, sin embargo, por miedo a poner en riesgo el edificio institucional que, con el Rey cual guinda del pastel, tan pingües beneficios les ha dado (alguien hablaba ayer mismo, tras lo de Rodrigo Rato en Telefónica, de “bunkerización de la corrupción al máximo nivel”). Ese será el último y definitivo error de quienes más obligados están a afrontar con racionalidad y sentido democrático el porvenir constitucional del país. Son los mismos que siguen empeñados en la utilización del Monarca como intermediario en toda clase de negocios internacionales. Con esta clase dirigente, parece evidente que el futuro de España es una incógnita.

Jesús Cacho





Fuente:
http://vozpopuli.com/nacional/19515-mision-imposible-en-zarzuela-o-como-recuperar-en-37-dias-el-prestigio-dilapidado-en-37-anos

_________________
_______________________________



Charlemos
Volver arriba Ir abajo
En línea
Mechita
Moderadores
Moderadores
avatar

Femenino Mensajes : 30654
Fecha de inscripción : 23/02/2011

MensajeTema: Re: CASA REAL Y EL DESCONTENTO POPULAR (artículos) :updated:   Lun Ene 14, 2013 6:09 pm

Letizia comparte debacle con su suegro y sólo se salva Don Felipe

El Semanal Digital

Tal como teme La Zarzuela, los últimos acontecimientos están pasando factura a Don Juan Carlos y los datos del último barómetro de La Sexta no dejan lugar a dudas de que algo se mueve.



14 de enero de 2013

Malos momentos para la Corona española, enfangada por el Caso Urdangarin y con el Rey Juan Carlos con el agua al cuello. Y a pesar de todo el descontento del vulgo, los españoles sigue prefiriendo la Monarquía Constitucional por encima de cualquier otro sistema.

Así se desprende del Barómetro que hizo público este lunes La Sexta, según el cual la mitad de los encuestados (un 50,1%) prefiere la monarquía frente a un 33,1% que se decanta por la república. Eso sí, ha bajado mucho el porcentaje y encima ahora hasta un 56,3% cree que el Rey, que acaba de cumplir 75 años, debería abdicar. De hecho, los consultados en el anterior barómetro de abril de 2012 defendían la monarquía constitucional en un 57,9%.

A la pregunta de si se define monárquico, republicano o juancarlista, la mayoría (34%) elige el sistema monárquico frente a un porcentaje ligeramente menor de valorados que eligen la personalización de este sistema político en la figura del Rey Don Juan Carlos (33,3%). Sube de forma considerable el número de indecisos, que pasa del 10,7% al 15,9%. Curiosamente, y a pesar de los últimos acontecimientos, los ciudadanos que se decantan por la república son un 16,8% frente al 32,6% de abril.

Las notas para los miembros de la Casa Real están muy repartidas y en la mayoría de los casos han perdido apoyo. No progresa adecuadamente Don Juan Carlos, que recibe un 5,5. Un aprobado raspado y medio punto menos que la última vez en la que fue valorado. La Reina Doña Sofía también baja su puntuación pero obtiene mejor nota que el Rey, con un 5,8.

El príncipe heredero, Don Felipe, obtiene la misma nota que su madre y consigue mejorar, el único de su familia, la valoración respecto al ejercicio anterior. La valoración de su mujer es la peor de las realizadas, con un suspenso situado en los 4,7 puntos.

La imagen del Rey continúa perjudicada y así lo demuestra la respuesta de los españoles a si debería adbdicar y dejar paso al Príncipe Felipe como Rey. Un 56,3% considera que debería dejar el trono.




Fuente:
http://www.elsemanaldigital.com/letizia-comparte-debacle-con-su-suegro-y-el-unico-que-se-salva-es-felipe-126516.htm

_________________
_______________________________



Charlemos
Volver arriba Ir abajo
En línea
Kairel
Administrador
Administrador
avatar

Femenino Zodiaco : Acuario

Signo chino : Caballo

Mensajes : 48599
Fecha de inscripción : 22/11/2007
Localización Localización : Lima limón

MensajeTema: Re: CASA REAL Y EL DESCONTENTO POPULAR (artículos) :updated:   Mar Ene 15, 2013 8:58 am

qué?? Yo estoy segura que si hubiera un referendum la gente elegiría la monarquía, simplemente porque son muy temerosos a los cambios y se ocuparon en meterles miedo durante muchos años. La maquinaria esta trabajando fuerte para que siga calando esa idea.. ktepillo

_________________
__
Visita mis otras webs :








Volver arriba Ir abajo
http://mifotoanimada.blogspot.com
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: CASA REAL Y EL DESCONTENTO POPULAR (artículos) :updated:   

Volver arriba Ir abajo
 
CASA REAL Y EL DESCONTENTO POPULAR (artículos) :updated:
Volver arriba 
Página 2 de 13.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, ... 11, 12, 13  Siguiente

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Charlemos Foro.foroespana.com :: . :: SS.MM . Los Reyes J.Carlos y Sofia-
Cambiar a: